Portada de el Libro Voces del Exilio

Voces del Exilio

    Antologia de Escritores Nicaragüenses

Order in Blurb


Amazon


                  Presentación de Voces del exilio                            

“El cantor va por el mundo

Sonriente y meditabundo”.

               El Canto errante

         Rubén Darío

A veces las grandes tragedias, las diásporas, los exilios forzosos o voluntarios con el correr del tiempo se convierten en fuente de inspiración y fortaleza del espíritu y del intelecto. Porque al final; ya en la tierra prometida el cantor errante, sonriente y meditabundo crea una nueva literatura. Una nueva pintura. Una nueva música. Y los jóvenes, una nueva familia.

Por eso me atrevo a afirmar que la literatura del exilio nicaragüense nació con la diáspora de 1979 corolario de décadas de alzamientos armados y guerras fratricidas. En la gran huida que se prolongó por una década 1979-1989, no solo dejo el terruño el comerciante, el obrero, el capitalista, el militar, sino que también en esa gran oleada de emigrantes vino el artista, el poeta, el narrador, el pintor, el escultor, el músico; todos valientes guerreros de la pluma que optaron  por el destierro.

Y así paulatinamente se fue creando la literatura del exilio con carácter y forma. En solo tres décadas los escritores moldearon, dieron forma y propalaron  su propia literatura. Los escritores del exilio tienen ahora independencia literaria de Nicaragua.

No quiero en mi VOCES DEL EXILIO, ANTOLOGIA DE ESCRITORES NICARAGUENSES, referirme con detalles a las causas del destierro ya que son de sobra conocidas, porque son consecuencias literarias  las que quiero destacar en esta introducción.

Antes que nada quiero aclarar que este selección de escritores rompe con la famosa “tradición literaria” o “canon” literario porque los escritores antalogados, la mayoría, no fueron escogidos solamente por sus méritos literarios-todos los aquí presentados son excelentes escritores- porque el criterio principal de selección fue la fecha en que se incorporaron a la vida del exilio.

Una mayoría de los antalogados emigraron-principalmente a Estados Unidos- en la década del 80s. Algunos salieron de Nicaragua antes de 1979. Otros habían estudiado, tenían un background de escuelas secundarias y universidades en el exterior; ciertos escritores  después de vivir algunos años en Nicaragua apoyando la revolución, desencantados, optaron por el destierro voluntario.

Por esa decisión crucial-un verdadero sacrificio-todos estos magníficos escritores son las voces del exilio, en fin, creadores de las voces del exilio. Este grupo de veinte escritores vivos-los tres autores que preceden a la obra son los llamados: Los consagrados.- son el inicio de esta literatura destinada a expandirse y dar al mundo grandes sorpresas. Consecuentemente en el futuro tendré que elaborar un trabajo antológico más extenso y exhaustivo para ir agrupando a otras voces que todavia están dispersas.

Aclaro, que ninguna antología es completa,  ni satisfice, -casi nunca es suficiente para el crítico-expectativas diversas porque la selección es personal. Además, cabe destacar que está comprobado que el antólogo nunca realiza o termina completamente su ardua  y complicado trabajo de selección  porque factores intrínsecos a su personalidad se lo impiden.

Pero aunque la escogencia de diversos intelectuales con estilos diferentes y de formación variada es un reto, también ese reto es una oportunidad para divulgar un conjunto de voces diversas que publican y se expresan independientemente y en muchos de los casos sin vincularse directamente  aunque los une el lazo del exilio.

La idea de hacer una antología de los escritores que salieron de Nicaragua después del triunfo Sandinista en 1979, no es nueva. Estuvo por más de dos décadas esperando esta oportunidad, porque había que comprobar la evolución del intelectual del exilio y tener la plena seguridad de que todos estos escritores se habían quedado en la diáspora y habían encontrado en otras tierras el confort  e inspiración para ser un creador del exilio.

Sobre las circunstancias y los inicios de este estas voces del exilio el periodista Ignacio Briones Torres escribió hace décadas:

“Unos salieron del país por voluntad propia. A otros los arrastro la vorágine político-ideológica-militar de 1979. Son una pléyade de jóvenes poetas nicaragüenses, varones y mujeres, que se han erigido en los representantes de nuestra cultura en la patria de Walt Whitman y Ernest Hemingway. Todos y cada uno se han ido dando a conocer hasta ocupar un lugar de distinción en el mundo de las letras hispanas acogidas al alero norteamericano. Además de la poesía cultivan una irreductible devoción a la tierra lejana. Viven y crean pensando en Nicaragua… Luego las calles quedaron vacías de ella-Adriana Guillen- y de muchos otros: Yolanda Blanco, Cuadra Mejía, Roberto Cuadra, Antonio Luna. Todos hacian falta”.

Tambien hay que dejar constancia de que toda antología supone exclusiones y esta no es la excepción. No están incluidos algunos autores no obstante su participación en la acción cultural del exilio llegaron después del 90s. no  entran en el grupo de los iniciadores.

Lamentablemente  están ausente algunas voces del exilio que si llegaron antes del 90s, pero que me  fue imposible de contactarlos y otros ya fallecieron. A los escritores de la diáspora que no aparecen en este libro les pido disculpas. Creo que también la dispersión es causa que determino algunas ausencias. Confio en que habra una segunda oportunidad para incluirlos.

Como vera el lector son veintitrés los autores seleccionados en este primer volumen de VOCES DEL EXILIO. Los tres autores que están en una sección especial son los “consagrados” que no podían faltar porque su importancia es vital para tener una idea más completa de la historia de la literatura nicaragüense, especialmente la poesía.

Ellos son: Rubén Darío, Salomón de la Selva y Carlos Martínez Rivas.

Los veinte escritores escogidos están vivos. Son destacados autores, algunos de ellos han sido premiados. La mayoría tenia menos de cincuenta años, abandonaron Nicaragua cuando eran jóvenes o adultos jóvenes.

Order Now